22
Jul
12

Sabor de una Mujer Exquisita

Una mujer exquisita no es aquella que más hombres tiene a sus pies, si no aquella que tiene uno solo que la hace realmente feliz.Una mujer hermosa no es la más joven, ni la más flaca, ni la que tiene el cutis más terso o el cabello más llamativo, es aquella que con tan sólo una franca y abierta sonrisa y un buen consejo puede alegrarte la vida.

Una mujer valiosa no es aquella que tiene más títulos, ni más cargos académicos, es aquella que sacrifica su sueño temporalmente por hacer felices a los demás.

Una mujer exquisita no es la más ardiente (aunque si me preguntan a mí, todas las mujeres son muy ardientes…Los que estamos fuera de foco somos los hombres)

Una mujer interesante no es aquella que se siente halagada al ser admirada por su belleza y elegancia, es aquella mujer firme de carácter que puede decir NO.

Y un HOMBRE……..UN HOMBRE EXQUISITO es aquel que valora a una mujer así………….. Que se siente orgulloso de tenerla como compañera…. Que sabe tocarla como un músico virtuosísimo toca su amado instrumento… Que lucha a su lado compartiendo todos sus roles, desde lavar platos y atender tripones, hasta devolverle los masajes y cuidados que ella le prodigó antes…

La verdad, compañeros hombres, es que las mujeres en eso de ser ‘Muy machas’ nos llevan gran recorrido… ¡Qué tontos hemos sido -y somos- cuando valoramos el regalo solamente por la vistosidad de su empaque…

¡Tonto y mil veces tonto el hombre que come basura en la calle, teniendo un exquisito manjar en casa’

Gabriel Garcia Márquez

26
Jun
10

Filantropía

Los famas son capaces de gestos de una gran generosidad, como por ejemplo cuando este fama encuentra a una pobre esperanza caída al pie de un cocotero, y alzándola en su automóvil la lleva a su casa y se ocupa de nutrirla y ofrecerle esparcimiento hasta que la esperanza tiene fuerza y se atreve a subir otra vez al cocotero. El fama se siente muy bueno después de este gesto, y en realidad es muy bueno, solamente que no se le ocurre pensar que dentro de pocos días la esperanza va a caerse otra vez del cocotero. Entonces mientras la esperanza está de nuevo caída al pie del cocotero, este fama en su club se siente muy bueno y piensa en la forma en que ayudó a la pobre esperanza cuando la encontró caída.
Los cronopios no son generosos por principio. Pasan al lado de las cosas más conmovedoras, como ser una pobre esperanza que no sabe atarse el zapato y gime, sentada en el cordón de la vereda. Estos cronopios ni miran a la esperanza, ocupadísimos en seguir con la vista una baba del diablo. Con seres así no se puede practicar coherentemente la beneficiencia, por eso en las sociedades filantrópicas las autoridades son todas famas, y la bibliotecaria es una esperanza. Desde sus puestos los famas ayudan muchísimo a los cronopios, que se ne fregan.

Julio Cortázar

21
Jun
10

Preámbulo a las instrucciones para dar cuerda al reloj

Piensa en esto: cuando te regalan un reloj te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire. No te dan solamente el reloj, que los cumplas muy felices y esperamos que te dure porque es de buena marca, suizo con áncora de rubíes; no te regalan solamente ese menudo picapedrero que te atarás a la muñeca y pasearás contigo. Te regalan —no lo saben, lo terrible es que no lo saben—, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de ti mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su correa como un bracito desesperado colgándose de tu muñeca. Te regalan la necesidad de darle cuerda todos los días, la obligación de darle cuerda para que siga siendo un reloj; te regalan la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las joyerías, en el anuncio por la radio, en el servicio telefónico. Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia de comparar tu reloj con los demás relojes. No te regalan un reloj, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj.

Julio Cortázar

21
Jun
10

Conservación de los recuerdos

Los famas para conservar sus recuerdos proceden a embalsamarlos en la siguiente forma: Luego de fijado el recuerdo con pelos y señales, lo envuelven de pies a cabeza en una sábana negra y lo colocan parado contra la pared de la sala, con un cartelito que dice: «Excursión a Quilmes», o: «Frank Sinatra». Los cronopios, en cambio, esos seres desordenados y tibios, dejan los recuerdos sueltos por la casa, entre alegres gritos, y ellos andan por el medio y cuando pasa corriendo uno, lo acarician con suavidad y le dicen: «No vayas a lastimarte», y también: «Cuidado con los escalones.» Es por eso que las casas de los famas son ordenadas y silenciosas, mientras en las de los cronopios hay una gran bulla y puertas que golpean. Los vecinos se quejan siempre de los cronopios, y los famas mueven la cabeza comprensivamente y van a ver si las etiquetas están todas
en su sitio.


Julio Cortázar

14
May
09

La vida, un ballet sobre un tema histórico, una historia sobre un hecho vivido, un hecho vivido sobre un hecho real.

cortazar

Julio Cortázar nació en Bruselas en 1914. Es uno de los escritores argentinos más importantes de todos los tiempos. Realizó estudios de letras y de Magisterio y trabajó como docente y traductor n varias ciudades del interior de Argentina. En 1951 fijó su residencia definitiva en París, desarrollando desde allí una obra literaria única dentro de la lengua castellana. Algunos de sus cuentos figuran entre los más perfectos del género. Rayuela conmocionó el panorama cultural de su tiempo y marcó un hito insosloyable dentro de la narrativa contemporánea.
Cortázar murió en parís en 1984

OBRAS DESTACADAS


Bestiario (cuentos), 1951.

Final de juego (cuentos), 1956.

Los premios (novela), 1960

Historias de cronopios y de famas (cuentos), 1962

Rayuela (novela), 1963

Todos los fuegos el fuego (cuentos), 1966

La vuelta al día en ochenta mundos (ensayo, poesía y cuentos) ,1967

El perseguidor y otros cuentos (cuentos),1967

62: Modelo para armar (novela,) 1968

Libro de Manuel (novela), 1973

Octaedro (cuentos), 1974

Un tal Lucas (cuentos), 1979

Queremos tanto a Glenda (cuentos), 1980

Desboras (cuentos) 1982

julio cortazar

LENGUAJE GLÍGLICO

Lenguaje gíglico (ese juego casi egocéntrico con el castellano sólo apto para genios) se remonta a uno de los maestros de Cortázar.

El lenguaje gíglico, mucho por decir pero no se puede(casi místico, tú lo hablas, pero no se sabe cómo), ese invento que muchos atribuyen, a una borrachera de Julio, a, quizá, un juego de hombre-mujer, en esa intríngulis donde hay espacio suficiente para la equivocación de verbos y que de esa equivocación nace este lenguaje inventado a partir del castellano o sino, tal vez, constituye una ruptura de él, un divorcio formal con el habla coloquial, fuera de las plazas y tumultos para subirse a algo más alto, imperecedero, inmortal pero poco sabido…

He aquí el capítulo 68 de rayuela, más que eso es imposible decir:

Apenas él le amalaba el noema, a ella se le agolpaba el clémiso y caían en hidromurias, en salvajes ambonios, en sustalos exasperantes. Cada vez que él procuraba relamar las incopelusas, se enredaba en un grimado quejumbroso y tenía que envulsionarse de cara al nóvalo, sintiendo cómo poco a poco las arnillas se espejunaban, se iban apeltronando, reduplimiendo, hasta quedar tendido como el trimalciato de ergomanina al que se le han dejado caer unas fílulas de cariaconcia. Y sin embargo era apenas el principio, porque en un momento dado ella se tordulaba los hurgalios, consintiendo en que él aproximara suavemente su orfelunios. Apenas se entreplumaban, algo como un ulucordio los encrestoriaba, los extrayuxtaba y paramovía, de pronto era el clinón, las esterfurosa convulcante de las mátricas, la jadehollante embocapluvia del orgumio, los esproemios del merpasmo en una sobrehumítica agopausa. ¡Evohé! ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentía balparamar, perlinos y márulos. Temblaba el troc, se vencían las marioplumas, y todo se resolviraba en un profundo pínice, en niolamas de argutendidas gasas, en carinias casi crueles que los ordopenaban hasta el límite de las gunfias.

Julio Cortázar, Rayuela, capítulo 68

Solo con esto podemos darnos cuenta cómo nació el lenguaje glíglico, este hombre fue un verdadero genio, talento nato. Te invito a leer sus bellas obras, llenas de gran literatura que te traslada  aquellas épocas, parís suena inalcanzable pero con RAYUELA uno se traslada aquella ciudad de ensueños.

rayuela

11
May
09

Gracias querida madre

Quise tomarme el tiempo necesario para escribirle a aquella persona que amamos, que con un beso y un abrazo lo mejora todo, esto es para ti madrecita mía.

Gracias por soportar lo insoportable. Por sacar de donde no hay. Por dar cuando tu bolso estaba vació. Por querernos cuando no lo merecíamos.
Gracias por hacer lo imposible con una sonrisa.
Gracias por prestarme toda tu atención cuando te explicaba un complejo cálculo.

Gracias por ganar el dinero con que me criaste.
Gracias por esperarme a la puerta de la escuela.
Gracias por defenderme de aquel Chico Horrible.
Gracias por las golosinas que metías en mi cartera.
Gracias por explicarme la resta y la multiplicación.
Gracias por lograr que las paperas no fuesen anda malo.
Gracias por estar siempre allí cuando te necesitaba mil gracias
TE AMO MADRE MIA

tarjeta-dia-madre




Aphofis

julio 2017
L M X J V S D
« Jul    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Flickr Photos

Comentarios recientes

Blog Stats

  • 7,692 hits

el mismo

Error: Por favor, asegúrate de que la cuenta de Twitter es pública.

UTPL

UTPL